Dr. José Padilla Piña

¿Circuncisión a mi edad?

Por: Dr. José Padilla Piña
Fácil procedimiento en adultos

La circuncisión es un procedimiento habitual en el que se extrae quirúrgicamente la piel que recubre la punta del pene, la cual comúnmente se realiza en niños recién nacidos antes de que salgan del hospital y, a menudo, dentro de los 2 primeros días de vida, sin embargo, existen hombres que se someten a este procedimiento.

Los varones nacen con un pliegue de piel, llamado prepucio, que cubre la cabeza (glande) del pene, el cual tiene la función principal de establecer el PH y la temperatura del glande para garantizar que los niveles de humedad y sensibilidad sean los correctos, pero su función no es crucial.



Existen algunas patologías propias del prepucio como lo es la fimosis, que se define como la imposibilidad de retraer el prepucio y exponer el glande (cabeza del pene), esto se presenta como una banda elástica de tejido alrededor de la punta del órgano, la cual puede generar dolor principalmente durante la erección o bien predisponer a infecciones del glande conocido como balanitis o balanopostitits, razón por la que varones adultos optan por la circuncisión.

La circuncisión se recomienda en adultos cuando la fimosis ha causado alguna de las siguientes situaciones:

  • Dificultades para tener relaciones sexuales: La fimosis no suele afectar la retracción del glande cuando el pene se encuentra en reposo, pero sí cuando está en erección, lo que provoca problemas durante la penetración
  • Balanitis: El estrechamiento del prepucio dificulta la higiene, lo que podría causar una infección. La balanitis provoca enrojecimiento en el prepucio y glande, dolor y agrietamiento
  • Parafimosis: Se produce cuando la banda elástica queda detrás del glande, estrangulándolo, provocando una situación de emergencia en la que el paciente debe ser atendido inmediatamente
  • Desarrollo de un tumor: Una fimosis con balanitis crónica descuidada puede evolucionar a cáncer de pene
  • Estética: Una decisión propia de cada paciente

Normalmente, este procedimiento es una cirugía ambulatoria que consiste en remover el prepucio, esto puede realizarse con anestesia local o general. La recuperación dependerá de las condiciones del paciente, aunque no suele ser mayor a dos semanas.



Si deseas conocer más de la circuncisión y sus beneficios, acude a un especialista experto y certificado, que podrá despejar tus dudas y ayudarte a tomar la mejor decisión.

Dr. Oscar García Piña