Dr García

Mujeres deportistas

Por: Dr. Oscar García

Triada de atletas 

En los últimos años el número de mujeres participando en actividades físicas y deportivas se ha incrementado dramáticamente y como consecuencia de esto los problemas que las afectan han aumentado también. Aunque en general las lesiones son similares a las que afectan a los hombres, existen algunas diferencias que es oportuno conocer. Los factores que se han propuesto para esto son: Mayor elasticidad, ciclos hormonales, mayor amplitud de la pelvis y caderas, mayor angulación de las rodillas, pies más pequeños, etc.



La diferencia más importante es sin duda la llamada TRÍADA DE ATLETAS, la cual sucede generalmente en mujeres jóvenes que quieren estar “muy delgadas o muy en forma”, comen muy poco o hacen demasiado ejercicio y pueden en algunos casos poner en riesgo su salud o incluso su vida.

Dolor de espalda

Ésta se compone de:

1) Desórdenes alimenticios. Dietas extremas o mal balanceadas que llevan a pérdida marcada de peso.

2) Alteraciones menstruales. Una dieta pobre en calorías y grasas, aunado a ejercicio o estrés intenso produce cambios hormonales que llevan a alteraciones de la menstruación o incluso su desaparición.

3) Osteoporosis. Las alteraciones hormonales descritas debilitan los huesos y aumentan el riesgo de fracturas.

Las atletas que tienen mayor riesgo de desarrollar esta Tríada son aquellas que tiene trastornos alimenticios o de imagen corporal, y aquellas que participan en actividades de alta intensidad (maratonistas, triatlonistas, gimnastas, etc.). Se calcula que un 20% de mujeres que realizan ejercicio intenso y hasta el 50% de las corredoras elite y bailarinas profesionales, presentan esta Tríada.



Otras lesiones que se presentan con mayor frecuencia en mujeres atletas son:

– Fracturas por estrés. Ocurren por sobreuso, principalmente en los pies, o cerca de la cadera, tobillo o rodillas y pueden estar relacionadas con la Tríada mencionada.

– Lesiones del Ligamento Cruzado Anterior (LCA). En basquetbol, el riesgo de que una mujer se lesione el LCA es 4 veces mayor que en los hombres y en el futbol 2 veces.

– Dolor en la cara anterior (o al frente) de la rodilla producido por roce entre la rótula y el fémur. Éste se relaciona a mala alineación de las piernas, pobre balance muscular y sobreuso.

– Dolor o Disfunción Pélvica. Se manifiesta por incapacidad para retener la orina, dolor en el área genital, rectal o glútea. Es más común en mujeres que han tenido múltiples partos.

– Juanetes dolorosos. Estos son nueve veces más comunes en mujeres que en hombres.

Además, en mujeres jóvenes que están menstruando es importante dar un aporte extra de hierro para evitar anemia, la cual produce una disminución del oxígeno que llega a los músculos, indispensable al realizar ejercicio. Cuando una mujer está embarazada se recomienda realizar ejercicio, sin embargo se deben tomar precauciones especiales al realizar ejercicio durante el embarazo.