Maridaje Navideño

Maridaje Navideño

Estamos en vísperas de celebrar una de las fechas más esperadas por chicos y grandes durante todo el año, la Navidad y las fiestas de Año Nuevo.

Este tiempo es ideal para pasar el tiempo en familia y que, a pesar de la contingencia mundial por el coronavirus, podamos darnos el tiempo de paladear un delicioso platillo especial y hecho con mucho cariño para compartir estas fechas.

Existe una gran gama de vinos a degustar, tintos, claros o rosados, dulces, secos o amaderados, de los cuales muchas veces es difícil seleccionar el ideal que pueda acompañar a cada uno de los platillos navideños y, aunque lo importante es la convivencia, es grato disfrutar antes, durante y después de la cena de una buena copa, por ello en tu revista ACTITUDM, te damos algunas ideas de cómo maridar a la perfección tu menú con un delicioso vino.



Para iniciar

Si quieres realizar un brindis y dar algunas emotivas palabras antes de la cena, lo ideal sería un vino espumoso, ni muy dulce, ni muy seco, con el cual se pueda dar gusto a un mayor grupo de personas. Además, en ciertos platillos, el vino espumoso es ideal por el balance que puede llegar a hacer, como es el caso de los romeritos, que, aunque no se consumen mucho en esta frontera, las familias que han migrado de la Ciudad de México los disfrutan al máximo.

Vinos Blancos

Éste puede ser una muy buena opción para acompañar varios platillos, como el pescado o alguna pasta. Por lo especiado de algunos alimentos, se recomienda algún vino blanco que tenga un paso por barrica para que esto le dé un buen balance.

Vinos Rosados

Estos vinos, también son una gran opción para platillos agridulces, como la pierna de cerdo o el pavo que se acompañen de alguna salsa de ciruela.

Vino Tinto

Éste es el preferido de muchos, sin embargo, con algunos platillos no son la mejor opción de acompañamiento.

Lo que sí se puede distinguir, es que con los tintos siempre se puede jugar, ya que existe una gran diversidad de ellos, entre jóvenes y vinos con mayor crianza, para ciertos platillos. El pavo se lleva bien con un tinto joven, fácil de tomar; la pierna, es un poco más grasosa, podemos acompañarla con vinos de mayor crianza y potencia, en tanto, la pasta, se puede servir con tintos jóvenes, probablemente de uva Merlot que va muy bien.

Vinos de Postre

Y la corona de la cena siempre será el postre, para el cual también podemos paladear un rico vino. El pastel navideño o cualquier otro postre designado para esa noche de celebración, con un vino dulce, ya sea tinto o blanco, puede venir bien, ya que, si se cree que es demasiado, elija entre el vino o el pastel, cualquiera será una excelente elección.



Festejo fuera de casa

Si el plan es pasar las fiestas fuera del hogar, ya sea vacacionando en alguna ciudad o visitando a algún familiar, y se desea llevar consigo unas botellas de vino, es importante tomar en cuenta su transportación, ya que hay que llevarlos bien protegidos y en cajas para que no choquen y evitar accidentes.

Asimismo, no dejar los vinos mucho tiempo expuestos a altas temperaturas en la cajuela del auto, ya que esta situación los puede echar a perder. Otra opción es siempre comprar vinos en la ciudad a la que se vayan, buscando tiendas especializadas para garantizar que estén en buenas condiciones.

Si se visita una playa o un lugar con mucho calor, se recomienda, principalmente los vinos blancos, rosados o tintos jóvenes, los cuales pueden tomarse frescos.

En lugares fríos, hay más flexibilidad, pero hay que cuidar no tomar vinos reservas o grandes reservas fríos, ya que no les permitiremos expresarse como debe ser. Igualmente, en lugares con temperaturas muy bajas, se pueden intentar hacer la receta del vino caliente, que es ideal para estas fechas.

Recuerden, el mejor vino es el que se comparte, así que disfruten al máximo estas fechas.

¡Salud!