¿Cómo enfrentar la nueva normalidad?

Por: Dr. Alejandro Nuricumbo

Como ya hemos comentado en múltiples ocasiones nadie sabe en realidad cuanto tiempo va a durar esta pandemia, sin embargo como hemos comprobado es imposible que todos tengamos la oportunidad de quedarnos en nuestras casas, ya se por motivos de trabajo o de salud mental.

Conforme el virus ha avanzado a lo largo y ancho del planeta hemos ido descubriendo más de su comportamiento , en cierta medida le hemos ido perdiendo el miedo, sin embargo el hecho que no estemos aterrorizados por la posibilidad de enfermarnos, no debemos confiarnos.

Como cambien hemos comentado en otras ocasiones esta enfermedad no tiene una solución única, debe ser una solución conjunta y en bloque como una sociedad.

La vacuna tan esperada, no va a ser la solución de toda la enfermedad por lo visto debe ser una combinación de varias estrategias y la principal es no enfermarse….

No debemos bajar la guardia en relación a distanciamiento social, el uso de cubrebocas, el lavado de manos, la higiene excesiva.



Debemos también seguir las indicaciones de nuestras autoridades ya que como hemos observado en múltiples lugares al ir abriendo las diferentes actividades el riesgo de brotes existe, y la necesidad de volver a cerrar todo es latente.

Por lo general la recomendación es que las personas mas susceptibles con enfermedades crónicas , mayores de 65 años, enfermos , deben de evitar salir de sus casas en lo posible, y el resto de nosotros salir solo si es necesario.

El hecho que se abran algunos lugares o negocios no implica que el virus ya no esta si no que el nivel de contagio comunitario ha disminuido, sin embargo hay algunas actividades que por ningún motivo se recomiendan por el momento y de forma indefinida deben ser canceladas.



Entre ellas, grandes reuniones, fiestas de 200 y 300 invitados, conciertos masivos, actos deportivos en los estadios con publico son ejemplo de lo que no debemos de hacer por el momento.

Salir a la calle solo a situaciones necesarias, lavarse las manos de forma continua, no tocarse la cara, los ojos y la boca es muy importante, el distanciamiento social de 1.5 metros, el uso de cubrebocas en lugares públicos o cerrados, disminuye de forma importante el riesgo de contagio.

Al final debemos ser responsables con nosotros mismos y con nuestras familias, ya que una decisión equivocada puede implicar perder nuestra vida o la de alguien querido.

La solución a esto somos todos y será una combinación de diversos factores, una vacuna disponible de forma general, el uso de medidas de higiene y distanciamiento social, y la inmunidad de rebaño a la que llegaremos cuando el 60-70% de la población tenga anticuerpos contra la enfermedad, y esto podría durar 2-3 años.

Vivimos un tiempo unico, diferente y por lo mismo nuestra vida y nuestro comportamiento deben ser diferentes, poco a poco vamos a ir saliendo de este lio, por lo pronto nuestra recomendación es no bajar la guardia y mantenerse atentos a las recomendaciones de nuestras autoridades sanitarias, en la medida de lo posible hacer cambios a nuestros hábitos, ejemplo, dejar de fumar, bajar de peso, hacer ejercicio, comer sanamente pueden ayudarnos.

Sin nada mas que agregar les envío un afectuoso saludo disfruten sus vacaciones este verano y si salen háganlo de forma responsable pensando siempre en la salud de ustedes y de los demás, que dios los bendiga y nos de la fuerza para continuar.