¿Entumecimiento de las piernas ? Enfermedad arterial periférica

Por: Dr. Alejandro Nuricumbo

La enfermedad arterial periférica es aquella que afecta los vasos sanguíneos que irrigan las piernas y los pies, misma que presenta estrechamiento y endurecimiento de las arterias.

Esto ocasiona disminución del flujo sanguíneo, lo cual puede lesionar nervios y otros tejidos.

Causas

Este padecimiento es causado por arterioesclerosis o “endurecimiento de las arterias”, el cual ocurre cuando el material graso se acumula sobre y dentro de las paredes de las arterias y las vuelve más estrechas.

La arteriopatía periférica es un trastorno común que por lo general afecta a los hombres mayores de 50 años, pero las mujeres también pueden sufrirla, siendo las personas con mayor riesgo aquellas con antecedentes de:

• Colesterol anormal
• Diabetes
• Cardiopatía
• Presión arterial alta
• Enfermedad renal que involucra hemodiálisis
• Tabaquismo

Síntomas

Los principales síntomas de esta enfermedad son dolor, fatiga, ardor o molestia en los músculos de los pies, las pantorrillas o los muslos, mismo que por lo general empiezan durante el momento del ejercicio o la caminata y desaparecen después de varios minutos de reposo.

Al principio, estos síntomas pueden aparecer únicamente cuando se camina cuesta arriba, camina más rápidamente o camina distancias más largas.

Las piernas o los pies pueden sentirse entumecidos al estar en reposo.

Las piernas también pueden sentirse frías al tacto y la piel puede aparecer pálida.

Cuando la arteriopatía periférica se vuelve grave, puede presentarse:
• Impotencia
• Dolor y calambres en la noche
• Dolor u hormigueo en el pie o los dedos de los pies, tan intenso que incluso el peso de la ropa o las sábanas de la cama sea doloroso
• Dolor que empeora cuando se eleva la pierna y mejora cuando descuelga las piernas sobre el lado de la cama
• Piel que luce oscura y azul
• Úlceras que no sanan

Tratamiento

Dejar de fumar. El tabaquismo estrecha las arterias, disminuye la capacidad de la sangre para transportar oxígeno e incrementa los riesgos de formación de coágulos.
Cuidarse los pies, particularmente si se padece diabetes. Usar calzado que ajuste bien. Prestar atención a cualquier cortadura, raspadura o lesión, y acudir al médico de inmediato.
Asegurarse de que la presión arterial esté bien controlada.
Bajar de peso si se tiene sobrepeso.
• Si el colesterol está alto, consumar una dieta baja en colesterol y en grasa.
Vigilar los niveles de azúcar en la sangre, si tiene diabetes y mantenerlos bajo control.

Expectativas

La mayoría de los casos de arteriopatía periférica de las piernas se puede controlar sin cirugía.

Aunque la cirugía brinda un buen alivio de los síntomas en casos graves, los procedimientos de angioplastia y derivación se están utilizando cada vez con más frecuencia en lugar de la cirugía.

Posibles complicaciones

• Coágulos de sangre o émbolos que bloquean las pequeñas arterias
• Claudicación incapacitante
• Llagas abiertas en la parte inferior de las piernas
• Muerte tisular
• Es posible que deba amputarse el pie o la pierna afectados

Por todo esto siempre hay que revisar a los adultos mayores cuando se quejan de dolor en una o en ambas piernas y acudir de forma temprana con un angiólogo, quien es el especialista en trastornos de la circulación, él le dirá cuál es la mejor opción de tratamiento.

Siempre se debe buscar que su médico sea uno certificado por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular.